ESTRES POSTRAUMATICO

La persona que sufre de estrés postraumático no consigue hacer desaparecer las imágenes de la situación traumática y vuelve a reexperimentar el acontecimiento una y otra vez.

Queda devastada por un acontecimiento atroz que le impide volver a ser la misma. El trauma puede haber terminado, pero sigue reproduciéndose en forma de recuerdos que le impiden conseguir integrarlo y tener una vida tranquila.

La persona intenta evitar enfrentarse a todo aquello que le recuerda el trauma, en ocasiones puede desarrollar amnesia de algunas partes del acontecimiento, como mecanismo inconsciente para evitar enfrentarse al hecho.

El mundo se percibe como altamente peligroso.

Se suele perder la sensación de tener control sobre la propia seguridad.

Esta forma de percibir el mundo como un lugar peligroso e incontrolable, produce un intenso estado emocional en el que predominan la ansiedad, la culpa, la ira, la rabia, la hostilidad, a veces la vergüenza, y con mucha frecuencia la tristeza e incluso la depresión (el trastorno de estrés postraumático tiene una alta comorbilidad con el trastorno depresivo, entre un 60-80% de personas presentan ambos desórdenes).

Podemos ayudarte a superar esa experiencia atroz que te impide continuar con tu vida. Soy especialista en intervención en trauma y estoy acreditada como terapeuta EMDR, técnica validada como eficaz para el tratamiento de trastornos de estrés postraumático.

¿Necesitas hablar con nosotros?